Enfermería
Cover Image
Enfermería Ginecoobstétrica
Capítulo 7. Atención de enfermería en el recién nacido
Historia del desarrollo de la neonatología en Cuba
Características y organización de las unidades de neonatología
Definiciones básicas
Papel del personal de enfermería en los servicios de neonatología
Cuidados inmediatos en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Reanimación neonatal en el salón de partos
Preguntas de autoevaluación
Asfixia perinatal
Preguntas de autoevaluación
Alojamiento conjunto
Preguntas de autoevaluación
Características generales en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Examen físico en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Lactancia materna
Preguntas de autoevaluación
Cuidados mediatos en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido bajo peso
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido pretérmino
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido pequeño para su edad gestacional
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido postérmino
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido de madre diabética
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido de madre VIH positiva
Preguntas de autoevaluación
Síndrome de dificultad respiratoria
Preguntas de autoevaluación
Taquipnea transitoria del recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Enfermedades de la membrana hialina
Preguntas de autoevaluación
Síndrome de aspiración meconial
Preguntas de autoevaluación
Anemia
Preguntas de autoevaluación
Ictericia neonatal
Preguntas de autoevaluación
Hipoglucemia
Hiperglucemia
Preguntas de autoevaluación
Alteraciones del equilibrio ácido-base
Acidosis metabólica
Alcalosis metabólica
Preguntas de autoevaluación
Infección neonatal
Infección connatal
Infección posnatal
Preguntas de autoevaluación
Neumonía neonatal
Preguntas de autoevaluación

Disponible libro a texto completo en versión pdf

El resto de las partes que integran el libro también se encuentran disponibles en dicho formato.

En caso necesario usted puede descargar el producto de Adobe "Acrobat Reader" para visualizar el contenido del libro en formato pdf accediendo al siguiente enlace:

Lactancia materna

Para garantizar el éxito de la lactancia materna, se recomienda un buen comienzo entre la relación madre-hijo. Es necesaria la acción conjunta de todos los trabajadores de la salud para reafirmar la motivación materna y la confianza en sí misma, se debe brindar la información adecuada a los padres sobre la alimentación que recibirá su hijo, sus ventajas y la forma de lactar. La meta para los profesionales de la salud es que la mayor cantidad de mujeres puedan llevar a cabo una lactancia materna exitosa.

Valoración

La madre tiene la capacidad natural de alimentar a su hijo, y la leche materna es la ideal para el recién nacido. Se recomienda que se realice de forma exclusiva, por lo menos los primeros 4 meses de vida.

Recomendaciones para una lactancia exitosa

Las recomendaciones para que la lactancia materna sea exitosa son las siguientes:

  1. Comenzar inmediatamente después del nacimiento.

  2. Lactar al neonato según su demanda o cada 3 h en caso que no lo pida.

  3. La posición adecuada es la que sea más cómoda para el bebé y su madre.

  4. Realizarse ejercicios para los pezones.

  5. Brindarle a la madre un ambiente óptimo.

  6. Orientar a la madre sobre sus requerimientos nutricionales.

  7. Recomendar a la madre un descanso apropiado.

  8. Eliminar el uso de tetes y biberones que acostumbran al neonato a otro tipo de succión.

  9. Evitar la separación madre-hijo.

  10. Apoyar y estimular a la madre que lacta.

  11. Informar a la madre sobre la fisiología de la lactancia, su técnica, ventajas y cómo enfrentar los problemas que se pueden presentar durante esta.

Si el niño es pretérmino o necesita cuidados especiales neonatales, por lo que tiene que estar ingresado en el departamento de neonatología, la madre debe extraer su leche con 2 fines: mantener su producción y alimentar al recién nacido. La extracción se puede hacer con bombas eléctricas o manual, cada 2 o 3 h durante el día y 2 veces o más durante la noche. Se deben realizar masajes circulares alrededor de todo el seno durante 3 min o más antes de comenzar la extracción.

Posiciones para la lactancia materna

Las posiciones son muy importantes para lograr comodidad y complementar las recomendaciones para una lactancia exitosa, estas son:

  1. Sentada clásica (Fig. 7.16).

  2. Acostada en decúbito lateral (Fig. 7.17).

  3. El cuerpo del neonato se coloca debajo de la axila de la mamá, se sostiene con el brazo del mismo lado y con la mano se aguanta la cabeza, conocida como "Balón de fútbol".


Fig. 7.16. Madre lactando sentada, ordeñando el seno con las manos en forma de “C”.



Fig. 7.17. Madre lactando en decúbito lateral izquierdo.

Problemas que dificultan la lactancia materna

Estos problemas consisten en:

  1. Pezones dolorosos.

  2. Grietas en los pezones.

  3. Hemorragias de los bordes.

  4. Pezón plano.

  5. Pezón invertido.

  6. Succión débil.

  7. Succión mal coordinada.

  8. Rechazo del pecho.

Diagnóstico de enfermería

El personal de enfermería debe plantear los diagnósticos siguientes:

  1. Lactancia materna ineficaz relacionada con: déficit de conocimientos o habilidad, anomalías en el pezón, ansiedad, creencias erróneas sobre la lactancia materna, dificultades en la succión y deglución, problemas de salud de la madre, del recién nacido o prematuridad.

  2. Lactancia materna eficaz relacionada con reflejo de succión presente, ganancia de peso diaria, satisfacción del niño mediante el sueño.

  3. Alteración del patrón del sueño relacionada con cólicos del lactante.

Intervención

En cualquier posición las reglas básicas son las mismas, el personal de enfermería tiene como tarea enseñar a la madre cómo se realiza la técnica adecuada para lactar a su bebé y brindar educación sanitaria a la madre y familiares sobre los cuidados de los pechos y valorar la satisfacción del niño.

Técnica para la lactancia materna

La técnica de la lactancia materna consta de los pasos siguientes:

  1. Lavarse las manos siempre antes de amamantar.

  2. La madre se debe colocar en una posición cómoda y estar tranquila y relajada.

  3. Tener una buena higiene en los senos antes de lactar, asearse con agua hervida (esto se recomienda en el caso del neonato ingresado).

  4. Verificar que el neonato tenga el pañal seco y limpio.

  5. Colocarse al niño cerca de los pechos y cerciorarse que esté despierto.

  6. En todas las posiciones, es necesario tener control de la cabeza del niño para mantenerlo pegado al pecho y evitar que haga tracción del pezón.

  7. Tomar el pecho con los 4 dedos por abajo y el pulgar por arriba, en forma de "C", no con los dedos en tijera.

  8. Acercar el neonato al pecho, no el pecho al neonato para evitar molestias en la espalda.

  9. Se puede humectar el pezón con leche materna para atraer la atención del recién nacido y para proteger la piel del pezón antes de introducirlo en la boca.

  10. Tocar con el pezón el labio inferior del niño hasta que abra ampliamente la boca, estimulando el reflejo de búsqueda y succión.

  11. Cerciorarse que el pezón y la areola quede dentro de la boca del neonato y que no se obstruyan las fosas nasales.

  12. Dejar que succione de 10 a 15 min en cada mama, comenzando por el seno de la última mamada.

  13. Si la madre siente dolor, retirarlo o intentarlo otra vez.

  14. Para retirar al neonato del pecho se debe introducir el dedo índice entre las encías, sujetándolas para que no muerda el pezón.

  15. Para asegurar un buen amamantamiento se debe escuchar la succión del niño, sentir la bajada de la leche o el descongestionamiento de las mamas después de mamar. La mejor manera de verificar si el niño se amamanta adecuadamente, es que aumente de peso alrededor de 20 a 30 g diarios los primeros meses.

  16. Cerciorarse del vaciado de cada mama.

  17. Eliminar los gases del recién nacido después de cada mamada.

Evaluación

Se deben evaluar las ventajas y las contraindicaciones de la lactancia materna.

Ventajas de la lactancia materna

Las ventajas de la lactancia materna no son solo para la madre y el niño, si no que son también para la sociedad:

  1. La leche materna es más económica pues es gratis.

  2. No requiere preparación alguna, por lo que no tiene riesgo de contaminarse y tiene un menor costo en salud al prevenir enfermedades en el niño y la madre.

  3. Se puede utilizar como método anticonceptivo natural evitando un embarazo inmediato, siempre y cuando sea en forma exclusiva y con instrucción profesional.

  4. En la madre, con la estimulación del pezón se producen descargas de oxitocina que contrae el útero, favorece su involución y disminuye el riesgo de hemorragia posparto.

  5. Se ha descrito que disminuye la incidencia del cáncer de mamas y de endometrio.

  6. Proporcionar a la madre una satisfacción y experiencia agradable.

  7. La lactancia materna en el recién nacido, además de provenir de la misma especie, es un alimento
    higiénico, carente de antígenos alimentarios, tiene un pH bajo (de 6,5 a 6,8) con bajo contenido de sales, lo cual facilita la digestión gástrica.

  8. Se encuentra siempre disponible a una temperatura adecuada.

  9. Se ha comprobado que la leche materna es un factor protector contra la constipación durante el primer semestre de vida.

  10. La madre por medio de la leche no solo le transfiere nutrientes al recién nacido, sino también factores de defensa, como son: inmunoglobulinas, lactoferina, lisozima y células linfocíticas vivas (T y B). Las inmunoglobulinas que recibe son IgG, IgM y especialmente IgA, que protege contra Escherichia coli, Salmonella, Bordetella pertussis y virus. Todo esto disminuye el riesgo para el recién nacido de sufrir enfermedades infectocontagiosas, especialmente en el tracto gastrointestinal.

  11. En cuanto a la composición de nutrientes, la leche materna aporta proteínas, aminoácidos, carbohidratos, lípidos, ácidos grasos, minerales y vitaminas. Las proteínas que son en baja concentración, es lo que favorece un vaciamiento gástrico rápido, pero en la cantidad necesaria para el crecimiento del niño.
    Las proteínas del suero están formadas en su mayoría por alfa-lactoalbúmina y lactoferrina, que tienen acción bacteriostática y favorece la absorción de hierro en el intestino. Contiene, además, inmunoglobulina A secretoria y taurinas (aminoácidos esenciales para el crecimiento y maduración del sistema nervioso central y la retina), y también aporta carnitina, que metaboliza los ácidos grasos de cadena larga y que se encuentra en mayor cantidad a medida que madura la leche materna.

  12. El hidrato de carbono de la leche materna es la lactosa, la que aporta 40 % de la energía, pero además, su porción de galactosa participa en la formación de galactolípidos necesarios para el sistema nervioso central. Su alta concentración permite, la absorción de calcio, hierro y promueve la colonización intestinal. Esta flora microbiana mantiene un ambiente ácido en el intestino del niño, inhibiendo el crecimiento de bacterias, hongos y parásitos. También, contiene vitaminas: A, C, D, B y E, y hierro aunque en baja cantidad, pero con una alta biodisponibilidad, absorbiéndose hasta 50 %.

  13. La lactancia materna favorece el vínculo madre-hijo y permite un adecuado desarrollo afectivo, social y cognitivo en el niño, y un intenso sentimiento de unión de la madre hacia su hijo.


Además, organiza sus patrones sensoriales para satisfacer su necesidad de calor, amor y confianza.

Contraindicaciones de la lactancia materna

La lactancia materna está contraindicada en:

  1. Madres con VIH positivo.

  2. Madres con enfermedades graves (tuberculosis, cáncer y psicosis).

  3. Madres que se administren algunos medicamentos específicos.

  4. Infecciones.

  5. Recién nacido con malformaciones congénitas en el sistema digestivo.

  6. Neonatos que presenten galactosemia e intolerancia a la leche.

  7. Recién nacido en estado grave o crítico.

Caso práctico

Madre de 16 años de edad, que tuvo a su niño a las 37 semanas de edad gestacional, sin antecedentes en el parto. El niño se encuentra en la habitación junto a su madre y familiares, la cual refiere que no sabe darle el pecho a su bebé y prefiere el biberón, pues nota que lo succiona con más facilidad. Al examen físico se observa las mamas congestionadas y refiere dolor, que al ordeñarla secretan buena cantidad de leche.

Los diagnósticos de enfermería que se deben plantear son:

  1. Lactancia materna ineficaz relacionada con déficit de conocimientos y habilidad.

  2. Alteración de la maternidad/paternidad relacionada con adolescencia.

Las expectativas son que:

  1. Logre lactancia materna exclusiva mediante el dominio de la técnica e identificando las ventajas para la madre y el niño.

  2. Condicione junto a los familiares los recursos económicos y sociales para la atención del niño.