Enfermería
Cover Image
Enfermería Ginecoobstétrica
Capítulo 7. Atención de enfermería en el recién nacido
Historia del desarrollo de la neonatología en Cuba
Características y organización de las unidades de neonatología
Definiciones básicas
Papel del personal de enfermería en los servicios de neonatología
Cuidados inmediatos en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Reanimación neonatal en el salón de partos
Preguntas de autoevaluación
Asfixia perinatal
Preguntas de autoevaluación
Alojamiento conjunto
Preguntas de autoevaluación
Características generales en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Examen físico en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Lactancia materna
Preguntas de autoevaluación
Cuidados mediatos en el recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido bajo peso
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido pretérmino
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido pequeño para su edad gestacional
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido postérmino
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido de madre diabética
Preguntas de autoevaluación
Recién nacido de madre VIH positiva
Preguntas de autoevaluación
Síndrome de dificultad respiratoria
Preguntas de autoevaluación
Taquipnea transitoria del recién nacido
Preguntas de autoevaluación
Enfermedades de la membrana hialina
Preguntas de autoevaluación
Síndrome de aspiración meconial
Preguntas de autoevaluación
Anemia
Preguntas de autoevaluación
Ictericia neonatal
Preguntas de autoevaluación
Hipoglucemia
Hiperglucemia
Preguntas de autoevaluación
Alteraciones del equilibrio ácido-base
Acidosis metabólica
Alcalosis metabólica
Preguntas de autoevaluación
Infección neonatal
Infección connatal
Infección posnatal
Preguntas de autoevaluación
Neumonía neonatal
Preguntas de autoevaluación

Disponible libro a texto completo en versión pdf

El resto de las partes que integran el libro también se encuentran disponibles en dicho formato.

En caso necesario usted puede descargar el producto de Adobe "Acrobat Reader" para visualizar el contenido del libro en formato pdf accediendo al siguiente enlace:

Síndrome de aspiración meconial

El síndrome de aspiración meconial (SAM) es la manifestación respiratoria de la asfixia intraútero o intraparto. Ocurre raramente en el pretérmino y se observa en neonatos a término, y sobre todo en los postérmino, es mucho más frecuente en los varones.

Este síndrome se presenta en recién nacidos que han tenido una asfixia fetal, la cual provoca el paso del meconio al líquido amniótico, que es aspirado en el útero o con la primera respiración.

Valoración

Es una dificultad respiratoria debido a la aspiración bronquioalveolar de meconio por el feto anteparto o durante el trabajo de parto; este meconio se aloja en los alvéolos y bronquiolos.

Clasificación

El síndrome de aspiración meconial se clasifica en:

  1. Leve: el meconio es semilíquido, habitualmente el Apgar al minuto es mayor que 7 y la dificultad respiratoria es leve o moderada.

  2. Grave: antecedente de sufrimiento fetal y la expulsión de meconio intraparto es verde oscuro y espeso, el Apgar al minuto es menor que 6, la dificultad respiratoria es mayor.

Causas

Las causas del síndrome de aspiración meconial son:

  1. Neonatos a término, sobre todo en los postérmino.

  2. Asfixia fetal.

  3. Insuficiencia placentaria crónica.

  4. Crecimiento intrauterino retardado.

Cuadro clínico

El cuadro clínico de este síndrome se caracteriza por:

  1. Deprimido al nacer (Apgar bajo).

  2. Dificultad respiratoria.

  3. Piel, uñas y cordón umbilical embadurnados de meconio.

  4. Taquipnea.

  5. Cianosis.

  6. Retracción torácica.

Complicaciones

Las complicaciones que se pueden presentar en estos niños con síndrome de aspiración meconial son las siguientes:

  1. Atelectasia.

  2. Enfisemas obstructivos generalizados.

  3. Neumotórax.

  4. Neumomediastino.

  5. Hipertensión pulmonar.

  6. Neumonitis química.

  7. Bronconeumonía.

  8. Acidosis respiratoria.

  9. Hemorragia pulmonar.

  10. Trastorno de la coagulación.

Exámenes complementarios

Las investigaciones necesarias en estos pacientes se relacionan a continuación:

  1. Gasometría.

  2. Coagulograma.

  3. Glucemia.

  4. Hemoglobina y hematocrito.

  5. Radiografía de tórax (Fig. 7.30).

 

Fig. 7.30. Radiografía de tórax (vista frontal). Síndrome de aspiración meconial: se observan imágenes radiopacas.

Diagnóstico de enfermería

El personal de enfermería debe realizar los diagnósticos siguientes:

  1. Deterioro del intercambio gaseoso relacionado con afectación de la membrana alveolocapilar asociado a la aspiración de meconio.

  2. Patrón respiratorio ineficaz relacionado con la dependencia ventilatoria.

  3. Limpieza ineficaz de las vías aéreas relacionada con presencia de meconio en la tráquea.

  4. Alteración de la membrana mucosa oral relacionada con tubo endotraqueal.

  5. Riesgo de lesión cerebral relacionado con hipotermia, disminución de la oxigenación, efectos nocivos en la suministración de oxígeno y/o necesidades de cuidado.

  6. Riesgo de infección relacionado con venupuntura, acceso venoso profundo, invasión de la mucosa respiratoria (intubación endotraqueal) y/o irritación de la membrana alveolocapilar asociado a la aspiración de meconio.

Intervención

En la intervención es necesario realizar por parte de enfermería acciones dependientes e independientes.

Acciones de enfermería dependientes

En el recién nacido con síndrome de aspiración meconial se realizan las acciones dependientes siguientes:

  1. En estos pacientes el tratamiento más importante es la prevención, el diagnóstico y los cuidados oportunos del sufrimiento fetal. Una vez identificado el líquido meconial, se aspiran las secreciones cuando la cabeza del niño emerge durante el parto, antes de la primera respiración o realizar laringoscopia directa y aspirar secreciones de la orofaringe y la tráquea cuando el paciente está deprimido, para retirar todo el meconio con el objetivo de que no pase a los bronquios.

  2. Se recomienda, en estos casos, que se canalice una vena hasta que el paciente se estabilice, para iniciar la hidratación parenteral y administración de antibióticos.

  3. La alimentación por vía oral se comienza cuando la taquipnea es ligera, hay ausencia del contenido gástrico y están presentes los ruidos hidroaéreos.

  4. En los recién nacidos con síndrome de aspiración meconial leve, el suministro de oxígeno debe ser según las necesidades del paciente, el personal de enfermería debe tener una observación estricta de las manifestaciones clínicas del niño, por si se agrava la dificultad respiratoria.

  5. Mientras que en los pacientes con síndrome de aspiración meconial moderado y severo es conveniente el empleo de ventilación con presión positiva continua, para tratar la atelectasia y estabilizar las vías aéreas terminales colapsadas.

  6. El meconio favorece el desarrollo bacteriano, principalmente el estafilococo dorado y Escherichia coli, por lo que se recomienda la aplicación de antibióticos por la vía parenteral.

  7. El personal de enfermería debe suministrar la dosis correcta de los antibióticos indicados por el médico.

Acciones de enfermería independientes

En un recién nacido con síndrome de aspiración meconial las acciones independientes son las siguientes:

  1. El personal de enfermería se debe asegurar que las vías aéreas del paciente se encuentran permeables, que no exista presencia de líquido amniótico meconial.

  2. Se recomienda realizar fisioterapia no enérgica, para no expandir el meconio por los bronquios, colocarlo en posición de distrés y mantenerlo en una fuente de calor apropiada, pues la hipotermia agrava el cuadro clínico respiratorio.

  3. La evolución de estos recién nacidos está en dependencia de la eficacia en los cuidados durante y después del parto, por lo que el personal de enfermería debe estar muy atento a las manifestaciones clínicas del paciente, se recomienda medir e interpretar los signos vitales de manera rutinaria hasta que estos se estabilicen.

  4. Si es necesario, cardiomonitorizar para registrar, constantemente, sus parámetros vitales. De existir algún deterioro, informar con urgencia al personal médico y registrar el evento en la historia clínica.

  5. El oxígeno se debe suministrar húmedo y tibio, para evitar la resequedad de la mucosa y la hipotermia, cerciorarse que el oxígeno llegue correctamente al paciente y el flujo sea el prefijado, revisar los tramos que no tengan fugas y cambiar los depósitos de agua en cada turno de trabajo.

  6. Si el paciente se encuentra ventilado, verificar la colocación correcta de los tramos del ventilador, aspirar cuando sea necesario y, en un tiempo breve, vigilar que el paciente se encuentre acoplado al ventilador y que no existan escapes o fugas.

Evaluación

El pronóstico de estos pacientes está en dependencia de la prevención y los cuidados oportunos del sufrimiento fetal y de las complicaciones que puede traer consigo la broncoaspiración de meconio. Si hay neumotórax, el pronóstico es reservado y, si el niño desarrolla hipertensión pulmonar, neumonía y/o hemorragia pulmonar asociada a la aspiración meco-nial, la mortalidad es elevada, alrededor de 50 %. Los neonatos que requieren ventilación mecánica prolongada tienen un gran riesgo de infestarse y presentar displasia broncopulmonar.

Caso práctico

Recién nacido de 42 semanas que tiene antecedentes de sufrimiento fetal intraparto con líquido amniótico meconial intenso. El puntaje de Apgar fue 3 al minuto y 5 al quinto minuto, por lo cual requirió maniobras de reanimación en el salón de parto al nacer. A su ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales presentó un resultado con la prueba de Silverman de 7 puntos, en la radiografía de tórax se detecta, además, un neumotórax, en el estudio gasométrico se registra un pH disminuido, el PiCO2 aumentado y el exceso de base disminuido, por lo cual se decide asistirlo con ventilación mecánica. Se le indica antibiótico de amplio espectro por vía intravenosa y se le realiza un cateterismo umbilical. Se cardiomonitoriza para vigilar constantemente las saturaciones de oxígeno y la frecuencia cardíaca.

Los diagnósticos de enfermería que se deben plantear son los siguientes:

  1. Deterioro del intercambio gaseoso relacionado con afectación de la membrana alveolocapilar asociado a la aspiración de meconio.

  2. Patrón respiratorio ineficaz relacionado con dependencia ventilatoria y presencia de aire extraalveolar en los espacios intersticiales.

  3. Limpieza ineficaz de las vías aéreas relacionada con presencia de meconio en tráquea.

  4. Alteración de la protección relacionada con sistema inmunitario inmaduro.

  5. Lactancia materna ineficaz relacionada con estado de salud del recién nacido.

  6. Riesgo de lesión cerebral relacionado con disminución de la oxigenación.

  7. Riesgo de infección relacionado con acceso venoso profundo, invasión de gérmenes a la mucosa respiratoria e irritación de la membrana alveolo-capilar asociado a la aspiración de meconio.

  8. Riesgo de deterioro de la integridad cutánea relacionado con materiales adhesivos.

Las expectativas consisten en que:

  1. Restablezca el intercambio de gases y presente respiraciones espontáneas.

  2. Restablezca el patrón respiratorio y presente respiraciones enérgicas al destete y elimine la presencia de aire extraalveolar.

  3. Logre limpieza de las vías aéreas y elimine el meconio del tracto respiratorio.

  4. No presente signos ni síntomas de complicación.

  5. Logre la lactancia materna exclusiva al egreso del paciente.

  6. Presente oxigenación de los tejidos adecuada y alcance saturaciones entre 85 y 95 %.

  7. No presente signos ni síntomas de infección.

  8. No presente lesiones en la piel.