Pediatría
Cover Image
Pediatría. Tomo I
Parte VII. Neonatología
Capítulo 33. Recién nacido normal
Características generales del recién nacido
Fisiología neonatal
Cuidados inmediatos del recién nacido
Prevención de la hipotermia
Limpieza de las vías respiratorias
Puntaje de Apgar
Ligadura del cordón umbilicar
Cuidado de los ojos
Vitamina K
Pesaje e identificación
Termorregulación
Consideraciones fisiológicas
Pérdida de calor
Producción de calor
Síndrome de enfriamiento
Síndrome de hipertermia
Lactancia materna
Comienzo y forma de lactar
Posiciones para amamantar
Recomendaciones para una lactancia exitosa
Extracción y almacenamiento de la leche materna
Problemas en la succión
Casos particulares
Composición de la leche materna
Ventajas de la lactancia materna
Factores que afectan la lactancia materna y contraindicaciones de la leche materna
Usos terapéuticos de la leche humana
Bibliografía

Disponible libro a texto completo en versión pdf

El resto de las partes que integran el libro también se encuentran disponibles en dicho formato.

En caso necesario usted puede descargar el producto de Adobe "Acrobat Reader" para visualizar el contenido del libro en formato pdf accediendo al siguiente enlace:

Síndrome de enfriamiento

Es importante diferenciar la hipotermia, el enfriamiento y la hipotermia inducida. Se considera hipotermia cuando el neonato tiene una temperatura axilar inferior a 36 ºC e hipotermia inducida, el estado clínico metabólico al que se llega de forma artificial, tras la puesta en marcha de mecanismos complejos que tienden a descender la temperatura de forma muy apreciable, sin incremento de la actividad metabólica, con fines terapéuticos, por ejemplo, cirugía cardiovascular.

Se llama síndrome de enfriamiento al cuadro clínico que, inducido por hipotermia, se acompaña de trastornos de perfusión, disfunción cardiopulmonar y alteraciones metabólicas. Este estado puede conducir al choque. Según la intensidad de la hipotermia, el enfriamiento será leve, moderado o severo.

El enfriamiento ligero de los receptores cutáneos que ocurre inmediatamente después del parto influye en la iniciación de la respiración y estimula, probablemente, el comienzo de la función tiroidea. El enfriamiento moderado a severo puede conducir al niño al cuadro clínico antes descrito.

Etiología

Causas ambientales:

  • Falta de una fuente de calor.

  • Incubadora defectuosa.

  • Corrientes de aire.

  • Iatrogenia.

Causas endógenas:

  • Pretérninos.

  • Bajo peso.

  • Infecciones neonatales.

  • Hemorragia intracraneal.

  • Choque.

Fisiopatología

Cuando se produce el estímulo del frío, se liberan norepinefrina y hormona tiroidea, las cuales inducen lipólisis en los depósitos de grasa parda; pero al mismo tiempo provocan vasoconstricción pulmonar y periférica. La vasoconstricción pulmonar provoca cortocircuito de derecha a izquierda extrapulmonar que genera hipoxemia, la cual, unida a la vasoconstricción periférica, producen hipoxia celular y acidosis láctica. Este cuadro empeora el estado circulatorio, la oxigenación hística y la capacidad del paciente de combatir el enfriamiento, por lo que puede conducir a la muerte (Fig.33.1).

Fig. 33.1. Fisiopatología del síndrome de enfriamiento.

 

Cuadro clínico

Desde el punto de vista clínico, el recién nacido aparece letárgico, con poca actividad; la piel puede presentar una coloración roja brillante, lo cual hace creer que el niño va muy bien, cuandoen realidad es la expresión de la falla en la disociación de la oxihemoglobina que ocurre a baja temperatura. Otras veces hay cianosis por hipertensión pulmonar o palidez por vasoconstricción periférica.

Suele apreciarse bradipnea irregular, a veces quejido espiratorio y bradicardia, proporcionalmente al grado de enfriamiento, y en los estudios bioquímicos se encuentra acidosis mixta, hipoglicemia, hipercalcemia e hiperazoemia.

Complicaciones

Es dificil delimitar, en el enfriamiento, las manifestaciones clínicas de sus complicaciones, ya que estas últimas por lo general forman parte del cuadro clínico del enfriamiento grave.

Los niños de bajo peso, que reciben igual cantidad de calorías, aumentan menos de peso en un ambiente subneutral que en uno neutral, porque tienen un incremento del gasto energético para la regulación de la temperatura.

Tratamiento

Tratamiento profiláctico. El cuidado de la enfermera es fundamental en la prevención del enfriamiento. Deberá colocarse al recién nacido una fuente de calor desde el momento del nacimiento, ya sea una cuna radiante o una lámpara, pues pierde rápidamente temperatura por evaporación, por ello se realizará el secado de la cabeza.y del resto del cuerpo. No debe perderse el control de la pérdida calórica durante el traslado del niño al cunero o junto a la madre, por lo que se le dará el abrigo necesario y evitarán las corrientes de aire que puedan enfriarlo.

En el cunero, en la sala de alojamiento conjunto o en la unidad de cuidados intensivos, se colocará al paciente en una incubadora o en una cuna térmica, y deberá registrarse la temperatura axilar 2 ó 3 veces al día. Se adecuará la temperatura y humedad ambientales según peso y edad gestacional; serán necesarios mayor temperatura ambiental y limites más estrechos cuanto menor sea el peso y edad gestacional.

Tratamiento del síndrome. Una vez que el recién nacido presente hipotermia que no regule en el transcurso de 1 h bajo una fuente de calor, debe colocarse preferentemente en incubadora para poder monitorizar y regular mejor el aporte de calor. Es útil el servocontrol para aumentar de forma progresiva el calor ambiental según las necesidades del recién nacido. Para evitar un sobrecalentamiento del paciente que pudiera originar apneas, se tomarán las medidas siguientes:

  • Calentar lentamente.

  • Mantener la temperatura ambiental solo 0,50C por encima de la temperatura corporal.

  • Controlar la temperatura axilar cada 15 ó 30 min hasta que se normalice.

  • Evitar el uso de botellas o bolsas que calienten por conducción porque tienen el riesgo de sobrecalentar y provocar quemaduras.

  • Emplear carcazas plásticas para evitar las pérdidas por radiación.

Se puede administrar oxígeno tibio y húmedo según necesidades. Debe corregirse la hipoglicemia y la acidosis que aparecen secundarias al enfriamiento.

La hipotermia mantenida a pesar del tratamiento correcto, orienta a pensar en causas endógenas y es un signo de mal pronóstico en el neonato enfermo.

Por último, hasta hace pocos años, con frecuencia se empleaba el alcohol por vía endovenosa para corregir la hipotermia y, especialmente, se usaba en recién nacidos que debían ser trasladados a otras unidades de cuidados intensivos. Se prepara l mL por cada 100 mL de dextrosa al 10 % utilizada en la hidratación.