Estomatología
Cover Image
Anatomía dental y de la oclusión
SECCIÓN II. ANATOMÍA FUNCIONAL DE LA OCLUSIÓN DENTARIA
Capítulo 10. Guías de la oclusión
Curvas de compensación
En el plano sagital (curva de von Spee)
En el plano frontal (curva de Wilson o de Monson)

Disponible libro a texto completo en versión pdf

El resto de las partes que integran el libro también se encuentran disponibles en dicho formato.

En caso necesario usted puede descargar el producto de Adobe "Acrobat Reader" para visualizar el contenido del libro en formato pdf accediendo al siguiente enlace:

En el plano frontal (curva de Wilson o de Monson)

Es una curva en sentido transversal, de discreta convexidad inferior que contacta tangencialmente a las cúspides vestibulares y linguales de los dientes posteriores de ambos hemiarcos dentarios (fig. 10.13).

Fig. 10.13. Curva de compensación en el plano frontal o de Wilson o de Monson.

Esta curva surge por la necesidad de compensar la diferencia de altura cuspídea: las cúspides vestibulares de los dientes se encuentran en un plano de oclusión más elevado que las cúspides linguales porque los dientes posteriores maxilares están fisiológicamente en vestibuloversión y los mandibulares en linguoversión. De acuerdo con esta curva, son posibles los deslizamientos intercuspídeos armoniosos durante los movimientos de lateralidad.

Existen dos razones morfofisiológicas para el establecimiento de la curva de Wilson:

  1. La posición y alineamiento de los dientes posteriores en el plano frontal, es de tal forma, que permite aprovechar al máximo la contracción de los músculos pterigoideos internos (mediales), que son principalmente activos durante los movimientos de lateralidad (figs. 10.14 y 10.15).


Fig. 10.14. El alineamiento axial de los dientes posteriores es casi paralelo a la dirección de las fibras del músculo pterigoideo interno o medial, las
que traccionan hacia arriba y adentro (componentes fundamentales del movimiento de lateralidad).


Fig. 10.15. El alineamiento de los dientes posteriores de ambos arcos en la dirección de la
contracción muscular principal, resulta en la curva de Wilson.

 

 

  1. La lengua desde dentro y el mecanismo del buccinador desde fuera, llevan constantemente cada porción de alimento entre cada dos “golpes” masticatorios hacia la superficie masticatoria de los dientes posteriores. La inclinación lingual de las superficies oclusales de los dientes posteroinferiores
    y la inclinación vestibular de las superficies oclusales de los dientes posterosuperiores, favorece este mecanismo (figs. 10.16 y 10.17).